Croacia

Pag

Croacia

El luminoso azul del mar Adriático, la abundante vegetación, el clima templado, las calas solitarias, los pueblos y ciudades medievales construidos en origen por los romanos, sus gentes cordiales…

Eso es Croacia, llamada Hrvatska en croata. Con 1.244 islas y más de 2.600 horas de sol al año, Croacia es el destino perfecto tanto para disfrutar en su costa como para contemplar su herencia cultural, aventurarse por sus parques nacionales… La variedad de Croacia va más allá de las bellas ciudades de Dubrovnik o Split. Es un país ideal para practicar deportes de aventura, para disfrutar de su gastronomía o de sus excelentes vinos y para perderse entre los rincones mágicos que la historia ha dejado en sus calles.

Sus siete lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO:

El casco antiguo de Dubrovnik, el Palacio de Diocleciano en Split, el núcleo histórico de Trogir, la Catedral de Santiago en Šibenik, el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, la Basílica Eufrasiana en Poreč y los campos de Stari Grad en la isla de Hvar.

15% Descuento





El luminoso azul del mar Adriático, la abundante vegetación, el clima templado, las calas solitarias, los pueblos y ciudades medievales construidos en origen por los romanos, sus gentes cordiales…

Eso es Croacia, llamada Hrvatska en croata. Con 1.244 islas y más de 2.600 horas de sol al año, Croacia es el destino perfecto tanto para disfrutar en su costa como para contemplar su herencia cultural, aventurarse por sus parques nacionales… La variedad de Croacia va más allá de las bellas ciudades de Dubrovnik o Split. Es un país ideal para practicar deportes de aventura, para disfrutar de su gastronomía o de sus excelentes vinos y para perderse entre los rincones mágicos que la historia ha dejado en sus calles.

Sus siete lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO:

El casco antiguo de Dubrovnik, el Palacio de Diocleciano en Split, el núcleo histórico de Trogir, la Catedral de Santiago en Šibenik, el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, la Basílica Eufrasiana en Poreč y los campos de Stari Grad en la isla de Hvar.